Cálculos renales

Son masas sólidas compuestas de pequeños cristales. Se pueden presentar uno o más cálculos al mismo tiempo en el riñón o en el uréter.

Causas

Los cálculos renales son comunes. Algunos tipos son hereditarios. A menudo ocurren en bebés prematuros.

Existen diferentes tipos de cálculos renales. La causa del problema depende del tipo de cálculo.

Los cálculos pueden formarse cuando la orina tiene un alto contenido de ciertas sustancias que forman cristales. Estos cristales pueden convertirse en cálculos a lo largo de semanas o meses.

  • Los cálculos de calcio son los más comunes. Ocurren con mayor frecuencia en los hombres entre los 20 a 30 años de edad. El calcio puede combinarse con otras sustancias para formar el cálculo.
  • El oxalato es el más común de estos. El oxalato está presente en ciertos alimentos como las espinacas. También se encuentra en los suplementos de vitamina C. Las enfermedades del intestino delgado aumentan el riesgo de formación de estos cálculos.

Los cálculos de calcio también se pueden formar a partir de la combinación con fosfato o carbonato.

Otros tipos de cálculos incluyen:

  • Los cálculos de cistina pueden formarse en personas con cistinuria. Este trastorno es hereditario. Consiste en  formación mas frecuente de cálculos. Afecta tanto a hombres como a mujeres.
  • Los cálculos de estruvita se encuentran principalmente en mujeres que tienen una infección urinaria. Estos cálculos pueden crecer mucho y obstruir el riñón, los uréteres o la vejiga.
  • Los cálculos de ácido úrico son más comunes en los hombres que en las mujeres. Pueden ocurrir con gota y quimioterapia.
  • Otras sustancias como ciertos medicamentos también pueden formar cálculos.

Resultado de imagen para calculos renales

El principal factor de riesgo para los cálculos renales es no tomar suficiente líquido. Los cálculos renales tienen más probabilidad de formarse si usted produce menos de 1 litro (32 onzas) de orina diario.

Síntomas

Es posible que no presente síntomas sino hasta que los cálculos bajen por los tubos (uréteres) a través de los cuales la orina se vacía hacia su vejiga. Cuando esto sucede, los cálculos pueden bloquear el flujo de orina desde los riñones.

El principal síntoma es el dolor intenso que comienza y desaparece súbitamente:

  • El dolor puede sentirse en la zona abdominal o en un costado de la espalda.
  • El dolor puede irradiarse a la zona de la ingle, los testículos  en los hombres y los labios (dolor vaginal) en las mujeres.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Color anormal o muy oscuro de la orina
  • Sangre al orinar.
  • Escalofríos.
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vómitos.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de cálculo y de la gravedad de los síntomas.

Los cálculos renales pequeños casi siempre pasan a través del aparato urinario por sí solos.

  • La orina se debe colar para así poder conservar el cálculo y analizarlo.
  • Tome al menos de 6 a 8 vasos de agua por día para producir una gran cantidad de orina. Esto ayudará a eliminar el cálculo.
  • El dolor puede ser muy fuerte. Los analgésicos de venta libre, ya sea solos o junto con narcóticos, pueden ser muy eficaces.

Algunas personas con dolor fuerte por cálculos renales necesitan hospitalización.

  • La LITOTRICIA se utiliza para eliminar cálculos ligeramente menores a media pulgada (1.25 centímetros) que se encuentran localizados cerca del riñón o del uréter. Este método utiliza ondas sonoras u ondas de choque para romper los cálculos en pequeños fragmentos. Luego, los cálculos salen del cuerpo en la orina. También se denomina litotricia extracorporal por ondas de choque (ESWL, por sus siglas en inglés).
  • La ureteroscopia se puede utilizar para cálculos en las vías urinarias bajas.
  • En raras ocasiones, se puede necesitar cirugía abierta (nefrolitotomía) si otros métodos no funcionan o no son posibles.

 

Subscribete a buestra lista de correos

Subscribete a buestra lista de correos

Disfruta de nuestros asrticulos periodicos y manten te informado

Te has subscrito. Felicidades

Share This